Si no has podido adelgazar aún, con un PUÑO lo vas a lograr, es en serio!

Salud 4 Visitas

Esta técnica para ayudarte a adelgazar es buenísima, porque muchas veces los problemas a los que nos enfrentamos cuando comenzamos a hacer una dieta es que no tenemos ni idea de que porciones debemos comer. Muchas guías alimenticias nos dicen qué comer, pero no cuanto, porque las cantidades varían según el tamaño de cada persona.

Ojo, es importante que comprendas que la guía que te vamos a presentar a continuación es simplemente un consejo y que de ninguna manera reemplaza la consulta del nutricionista, que es la persona idónea para ayudarte a recorrer exitosamente la senda del bienestar y la salud asociados al peso.

También es muy importante hacer la aclaración de que esta guía aplica únicamente a las personas adultas, de ninguna manera se puede poner en práctica en los niños, ya que ellos tienen necesidades nutricionales muy especificas y exigentes, para establecer cómo alimentar adecuadamente a tus hijos debes consultar a tu médico pediatra de confianza.

Bien, volviendo al tema de las porciones, como es algo difícil de determinar los expertos más creativos han inventado una forma muy práctica de entender cuanto debemos comer y está literalmente al alcance de la mano de todas las personas.

Se trata de utilizar tu propia mano para que ella te indique cuánto debes comer de cada alimento si quieres perder peso de forma saludable y nutrirte mejor. Como ya mencioné es muy efectiva porque la mano de cada quien es completamente proporcional al tamaño, por eso si por ejemplo tu eres pequeña o pequeño y tu pareja es grande vas a ver que tú debes comer mucho menos que tu compañero que tiene la mano evidentemente, más grande que tu.

Para empezar, es importante que veas los dedos de tu mano, cómo son cinco esto te recuerda que debes comer cinco veces al día y si, aunque suene mucho y creas que si te la pasas con la boca llena te va a ser imposible bajar de peso, es todo lo contrario, las cinco comidas te van a ayudar a controlar las ansias y le darán a tu cuerpo la energía suficiente a lo largo del día para que funcione correctamente.

O.K, ya sabemos cuantas veces debemos comer al día, ahora debemos establecer la cantidad en cada comida, también vamos a guiarnos por nuestros dedos para no fallar en las porciones.

Para ello, toma como punto de partida tu dedo pulgar, él al ser el más gordito te indica que corresponde al desayuno, la comida más abundante del día; luego viene el indice, que es más pequeño que el corazón, dejándonos muy en claro que debemos comer una cantidad intermedia entre el desayuno y el almuerzo, este dedo corresponde a la comida de media mañana; el dedo corazón nos indica el almuerzo, el cual debe ser más pequeño que el desayuno pero el segundo en tamaño entre las demás comidas; el anular se parece mucho al indice porque corresponde a la otra comida intermedia, osea, a la media tarde; y por último llegamos al dedo más chiquito, el meñique que evidentemente nos recuerda que la cena debe ser lo más pequeña posible.

No obstante esta primera parte de la guía, que nos ayuda a entender el número de comidas y la cantidad que debemos comer en cada una de ellas en el día, aún no sabemos que porciones nos es permitido ingerir de los alimentos que el cuerpo necesita para mantenerse sano y balanceado, porque muchas veces creemos que los carbohidratos son el demonio y los debemos alejar, pero no es así, simplemente debemos comerlos en una porción específica para que no nos engorden.

Entonces, empecemos por el alimento que podemos comer en más cantidad y que más beneficios trae a la salud y el buen funcionamiento del cuerpo: estamos hablando de las frutas y las verduras!

Pon tus manos juntas, forma con ellas una especie de cuenco y llénalo con las verduras o las frutas que más te gusten y allí lo tienes esa es la cantidad que debes comer de esta maravilla de alimento.

Ahora continuemos con la clase de alimento que más nos gusta y que más problema nos da a la hora de adelgazar: los temidos carbohidratos. Aquí es importante que sepas que estos son la fuente principal de energía, por ello tu cuerpo los necesita y no debes nunca eliminarlos de tu dieta, lo que debes hacer es comerlos en su justa medida para que tu cuerpo los gaste todos y no los acumule haciéndote ganar peso.

Para medirlos simplemente debes cerrar tu mano en forma de puño y el diámetro de este es la porción que debes comer.

Lo mismo aplica para ese otro alimento que nos vuelve locos, los postres. Esta vez mide la parte interna del puño.

En cuanto a la cantidad de grasa permitida, tenemos que volver a hacer uso de nuestros dedos, pero ahora fijándonos en la última falange del dedo indice.

Otra falange que nos ayuda a seguir el correcto camino del peso saludable es la del dedo pulgar, la cual nos indica la cantidad de dulces que podemos comer.

Pero volviendo a las manos, en la palma encontramos la medida perfecta para la cantidad de, tal vez el alimento más importante de toda la dieta, las proteínas.

Y para finalizar un alimento delicioso que es una excelente fuente de calcio, el queso. Para saber cuanto debes comer de este es muy fácil, une tus dedos indice y corazón y ahí lo tienes, la porción perfecta! Recuerda que es bueno que consumas un queso bajo en grasa.

Esperamos esta guía te haya sido de utilidad y si consideras que es una forma fácil de ayudarnos en la titánica tarea de bajar de peso y lograr ser más saludables, compártela con otras personas para que a ellos les sea de utilidad también, seguro te lo agradecerán.

Compartir

Comentarios